Acceder

Fina Rei colabora con el pintor Xabier Varela para celebrar el Día de la madre

En Fina Rei volvemos a apostar por la cultura para que nuestros productos se conviertan en un regalo único e inolvidable. Nuestra propuesta para el Día de la madre es una versión especial de una de nuestras creaciones más destacadas, la tentación de Eva, acompañada de una lámina o grabado del pintor allaricense Xabier Varela.

Reconocernos en un bocado y en una imagen

No es la primera vez que combinamos nuestros productos con el trabajo de profesionales relevantes de nuestra cultura. La historia de la flecha de chocolate y los poemas que la acompañaron son buena prueba de la apuesta de Fina Rei. En esta ocasión decidimos escoger la tentación de Eva y acompañarla de una creación del pintor Xabier Varela. El sabor de la tarta de manzana evoca muchos momentos felices compartidos. La pintura de Xabier recoge una escena que forma parte de la historia de nuestras familias. 

Esta edición especial de la tentación de Eva puede conseguirse en nuestras tiendas de Allariz y Ourense o en nuestra tienda online. Podéis escoger la variante de la lámina, que se envía de manera gratuita, o la del grabado. Está hecho en linóleo, iluminado con acuarela y estampado en papel de grabado fabriano de 200 g. Se incluye una carpeta independiente con el grabado y con toda la información. 

El producto de la tentación de Eva y el grabado de Xabier Varela no desaparecerá después del Día de la madre. Para un cumpleaños o para cualquier otra ocasión en la que queráis sorprenderla, seguirá estando disponible. 

Una receta tradicional, a la manera de Fina Rei

La tentación de Eva es una reinterpretación de Fina Rei de la tradicional tarta de manzana. Resultado de una cuidada elección de materias primas, esta tarta combina el delicado hojaldre elaborado con mantequilla 100%, las dulces manzanas maceradas y la exquisita crema de canela que le dan una textura suave y la convierten en uno de nuestros dulces que más gustan y sorprenden. 

Elaboramos la tentación de Eva sobre pedido para garantizar la máxima frescura y lo hacemos en una caja de madera para que no se rompa. Conviene señalar que su caducidad es de cinco días y que no hacemos envíos los fines de semana. 

Un producto diferente que destaca por su aspecto pero, sobre todo, por su sabor. Atreveos a sorprender.

¡Comparte!